B&B limpio, ordenado y muy céntrico. Nos recibió doña Cristina, quien, como buena anfitriona, nos dio muchos consejos y nos contó muchas curiosidades sobre las tradiciones venecianas. Es un punto de apoyo que tendría en cuenta si volviera a Venecia, ¡lo recomiendo vivamente!

Ida